Copyright 2015
EJARSOFT, S.L.

San Juan Evangelista

 
          Es una imagen de madera de cedro policromada para vestir, de 1,80 metros de altura. Fue labrada y regalada a esta Hermandad por Castillo Lastrucci en el año 1924, para que acompañara a la Virgen del Dulce Nombre, en su paso, en Semana Santa.
 
 
          Ambas imágenes unidas forman la conocida escena iconográfica pasionista y religiosa de la Calle de la Amargura. Tanto la Dolorosa como el Evangelista tienen firmados y fechados en la zona escapular dorsal, el cuando y quien las realizó: “A. Castillo Lastrucci, Sevilla 1924”.
 
          La imagen del San Juan Evangelista fue restaurada en el año 1991 por el Taller Isbilia, que le labró nuevo cuerpo anatomizado, ya que el anterior que poseía era tan solo desbastado. Sus actuales manos las talló Antonio Eslava Rubio en 1956.

Ajuar de San Juan Evangelista

 
          Mantolín rojo y túnica verde, piezas ambas de terciopelo y bordadas en oro, elaboradas por Victoria Caro en 1934.
 
          Por su mal estado de conservación, estas dos piezas tuvieron que ser confeccionadas de nuevo en el año 1998 por el Taller de Sobrinos de Caro, reproduciendo los bordados de las anteriores y utilizando para ello los mismos materiales. Recientemente, en el año 2007, el mantolín ha sido pasado y restaurado en el taller de Charo Benardino.
 
 
          El nimbo o aureola de salida del San Juan Evangelista está ejecutado en metal plateado, por Manuel Seco Imberg en 1922.

Galería